viernes, 27 de mayo de 2011

LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES....


Cada vez que imparto una conferencia lo hago aportando datos y fuentes que corroboran lo que expongo. También en mis programas de radio semanales hago lo mismo. Pero yo soy un simple y humilde "trabajador de la salud", sin premios ni distinciones importantes. Lo que me avala son treinta años de práctica clínica profesional y una afición compulsiva a seleccionar, analizar y comprobar "fuentes y noticias". Pero creo fervientemente en la Verdad. Y cada paciente, oyente o lector mío es un aval imparcial de lo que digo y defiendo.
Leed con atención estos datos extraidos de http://www.vanguardia.com.mx y reflexionad:
Científicos de la Universidad de Alberta, en Canadá, aseguran haber descubierto una sustancia que elimina las células afectadas por tumores, pero no consiguen fondos para seguir sus pruebas porque la sustancia que usan no tiene patente.
Investigadores de la Universidad de Alberta han logrado curar el cáncer utilizando un medicamento llamado dicloroacetato, sin embargo, como esta sustancia no requiere patente y es barata a comparación con los medicamentos usados para combatir el cáncer por las grandes farmacéuticas, está investigación no ha recibido mucho apoyo ni está haciendo eco en los medios.
El Dr. Evangelos Michelakis, profesor de la Universidad de Alberta, probó el dicloroacetato en células humanas y notaron que mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho, dejando solamente las células sanas. En ratas con severos tumores sus células se encogieron al ser alimentadas con agua con esta sustancia.
El dicloroacetato detona una acción en la mitocondria para que esta acabe de forma natural con el cáncer en las células (tradicionalmente se enfoca en la glucólisis para combatirlo).
El Dr Michelakis manifestó su preocupación de no encontrar fondos para hacer pruebas clínicas con dicloroacetato ya que no representaría fuertes ganancias para inversionistas privados al no estar patentado.
Esto encaja exactamente con lo que dijo el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts en una entrevista sobre como los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada.
La entrevista originalmente fue publicada por el diario español Vanguardia:
¿La investigación se puede planificar?
Si yo fuera ministro de Ciencia, buscaría a gente entusiasta con proyectos interesantes; les daría el dinero justo para que no pudieran hacer nada más que investigar y les dejaría trabajar diez años para sorprendernos.
Parece una buena política.
Se suele creer que, para llegar muy lejos, tienes que apoyar la investigación básica; pero si quieres resultados más inmediatos y rentables, debes apostar por la aplicada…
¿Y no es así?
A menudo, los descubrimientos más rentables se han hecho a partir de preguntas muy básicas. Así nació la gigantesca y billonaria industria biotech estadounidense para la que trabajo.
¿Cómo nació?
La biotecnología surgió cuando gente apasionada se empezó a preguntar si podría clonar genes y empezó a estudiarlos y a intentar purificarlos.
Toda una aventura.
Sí, pero nadie esperaba hacerse rico con esas preguntas. Era difícil obtener fondos para investigar las respuestas hasta que Nixon lanzó la guerra contra el cáncer en 1971.
¿Fue científicamente productiva?
Permitió, con una enorme cantidad de fondos públicos, mucha investigación, como la mía, que no servía directamente contra el cáncer, pero fue útil para entender los mecanismos que permiten la vida.
¿Qué descubrió usted?
Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de gen splicing (empalme de genes).
¿Para qué sirvió?
Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.
¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?
Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud… Tengo mis reservas.
Le escucho.
La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.
Explíquese.
La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…
Como cualquier otra industria.
Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.
Pero si son rentables, investigarán mejor.
Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.
Por ejemplo…
He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…
¿Y por qué dejan de investigar?
Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.
Es una grave acusación.
Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.
Hay dividendos que matan.
Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.
¿Un ejemplo de esos abusos?
Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.
¿No me habla usted del Tercer Mundo?
Ese es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.
¿Los políticos no intervienen?
No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.
De todo habrá.
Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos – y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras…
Richard J. Roberts nació en Derby, Inglaterra, en 1943. Estudió inicialmente Química, posteriormente se traslada a Estados Unidos, donde desarrolla actividad docente en Harvard y en el Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York. Desde 1992 dirige los trabajos de investigación del Biolabs Institute, de Beverly, (Massachusetts).
Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1993, compartido con Phillip A. Sharp, por su trabajo sobre los intrones, fragmentos de ADN que no tiene nada que ver con la información genética. Pudieron describir que la información depositada en un gen no estaba dispuesta de forma continua, sino que se encontraba fraccionada.
Los primeros experimentos los realizaron sobre material genético de virus, particularmente de adenovirus. Ambos llegaron a la conclusión de que el ARN ha tenido que preceder en la evolución al ADN.

8 comentarios:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Curiosamente, querido Javier, yo ayer estuve en una conferencia sobre la formación del ADN y de como transformarlo con la intención para conseguir cambios positivos en la vida a través del efecto sanador del sonido y los mantras sobre las emociones

luzysolyluna dijo...

Hola Javier: cuesta creer esto, pero por desgracia es la realidad, que caiga sobre sus concienzas lo que estan haciendo.
Los medicamentos del cancer son carisimos, y con unos efectos secundarios, buf.......... Y si en la mano está algun descubrimiento habia que apoyarlo.
Pero en este mundo manda, D. Dinero, D. Poder. D.Farmaceuticas, , PERO NO PIERDO LA ESPERANZA DE QUE CAMBIEN.........

Esa gente que se cree, que ni ellos ni su familia enfermaran nunca de nada....... ????
Que se creen que se van a llevar para el mas alla el dinero, poder, y demas materiales???????

En fin,,,Copiare el tema y un dia d estos lo pondre en un blog.
Me parece un delito gravisimo lo que estan haciendo y debian de pagar por ello.

Un abrazo.

Emilia dijo...

Estimado javier,es triste que nos utilicen como coballas de laboratorio, y que pueda haber una curación para esa terrible enfermedad, y que no se pueda disponer de ella,siempre priman los intereses antes de la curación, es triste.te mandamos un fuerte abrazo,de Julio, de las niñas, y mio propio, despues de un año dificil aquí estamos de nuevo,un saludo para Amparo.Emilia de Villalba.

Ricardo Tribin dijo...

Mi admiradisimo amigo Javier.

Diste en el blanco en todo. Que buen escrito.

En relacion a lo del capital, preguntemoslo solamente a las farmaceuticas para ver que responden.

Un gran abrazo!!

Doria dijo...

Me parecen los mayores ETARRAS de la "suciedad" en la que viven.
Excelente entrada Javier!!
Debemos seguir luchando de alguna manera contra el corrupto adinerado...
Besos de todo corazón

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Ayer asistí, Javier, a un taller sobre la activación del ADN energético en cada una de sus doce capas y estoy practicando para ver si noto cambios...

Ricardo Tribin dijo...

Excelente publicacion, mi admirado amigo y maestro Javier, acerca del Dr. Evangelos Michelakis.

Un fraternal abrazo.

Doria dijo...

Hola javier, como siempre, felicitarte por tus entradas.
Hay una cosa que me pregunto y es que no se por que tanto estudiar sobre las células mitocondriales y el desarrollo de ... Y como dices siempre con sustancias, además e cronificadoras, super caras?
Mi marido tiene un tummor de cavum y por más que trato de explicar a los oncólogos que conozco 14 casos del mismo tumor, y que 13 son de grupo sanguíneo O+ y uno es O-, ellos no le ven relación, ya se que el nº total de mi muestra no es superior a 30, pero es el 100% de mi muestra, de un tumor que es raro en occidente, pero nadie siente curiosidad por ese dato, y yo si que estoy segura que el grupo sanguíneo así como la dieta está relacionada con esto...Pero pensar eso...Poner una dieta para ese grupo...Qué barato!!!