martes, 13 de noviembre de 2012

REFLEXIÓN SOBRE EL DERECHO A LA HUELGA


ANTE LA HUELGA GENERAL DEL 14-N EN ESPAÑA:
MATONISMO EMPRESARIAL & MATONISMO SINDICAL: UNA REFLEXIÓN. 
Derecho a la huelga y derecho al trabajo. Derecho a la dignidad como persona. Derecho a manifestar tus opiniones y respetar a los que disienten de las tuyas.
Tolerar, dentro del marco democrático, el libre albedrío del que piensa diferente, a pesar de lo justo y coherente que estés defendiendo. 
Pero, ¿qué es lo que suele ocurrir? ¿Qué no debería aceptarse? 
Pues que hay empresarios que amenazan con despedir o no renovar contratos a los empleados que se adhieren a una huelga justamente convocada, haciendo gala de un mafioso comportamiento, fruto de la prepotencia y del egoísmo capitalista más execrables. Conculcan el derecho fundamental de cualquier trabajador bajo la coacción y el "principio de autoridad". ¡Ordeno y mando! Reminiscencias de grises épocas aún no superadas. 
Pero por otro lado están algunos miembros y activistas sindicales que conculcan el derecho a elegir trabajar ese día y presionan de forma violenta y delictiva a los propios trabajadores, a los cuales pretenden defender. 
¿Cómo podemos definir sino a algunos de los denominados eufemísticamente "piquetes informativos"? Piedras y petardos como "forma de diálogo", silicona en las cerraduras, amenazas verbales y físicas, desalojo forzoso de locales... ¿Es esto tolerancia y democracia? Estamos "tirando del carro" en sentidos opuestos y eso no nos conducirá a buen puerto. A nadie. 
A muchos empresarios y a otros tantos sindicalistas habría que educarlos en civismo y democracia. 
Hay otros caminos para defender y llevar adelante ideas e intereses sociales. Las "revoluciones cruentas", las que masacran los derechos fundamentales del individuo, solo nos conducirán al caos, miremos hacia uno u otro lado. Sí, sé que podríamos discutir mucho esta aseveración. Pero podemos mirar la historia pasada...
“Domina tus palabras, domina tus pensamientos, no hagas daño a nadie. Sigue fielmente estas indicaciones y avanzarás en el camino de los sabios.” (Buda. Dhammapada 20:9). 
Hermosas palabras, que deberían aplicarse en ambos lados enfrentados. La única beligerancia admisible debería ser contra la propia ignorancia. 
Hay mucho que cambiar, por supuesto. Esta crisis económica y de valores debe hacernos reflexionar a todos para buscar un modelo más justo y equitativo de consumo, retribución y solidaridad laboral. Quizá no debemos basarnos ya en obsoletos métodos socio-económicos o paradigmas históricos ya caducos. Usemos la imaginación con la apertura del corazón. 
Podemos comenzar este gran paso leyendo, por ejemplo, a Noam Chomsky, Stephane Hessel, Serge Latouche, Niño-Becerra o Nicolás Ridoux, entre otros. 
(En todo caso es mi opinión. Una simple reflexión sin pretensiones, sin deseos de polemizar ni defender nada. Pues nada es mío. Y todo cambia en la vida y en el ciclo de la historia. Todo. 
Mi único deseo (como el de la mayoría de vosotros) es lograr una sociedad más justa y libre de sufrimiento).

4 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Los políticos a veces (por no decir casi siempre)olvidan fácilmente que ante todo, son personas. Y ello conlleva olvidar a quien se deben.
Que fácil sería todo si la humildad y la lógica se antepusiese a los interés personales y partidistas.
Un abrazo

luzysolyluna dijo...

Hola, apoyo totalmente todas tus palabras. Y Resalto esta:

"A muchos empresarios y a otros tantos sindicalistas habría que educarlos en civismo y democracia."
------------
Derecho a ir y derecho a no ir. Empresario dejar libre eleccion a trabajador sin coaccion.
Sindicatos o compañeros : no amedrentar ni obligar. Ni insultar.

Sres. Politicos: muchos muchos, ni tienen el DERECHO DE ELEGIR, PORQUE NO TIENEN TRABAJO. Eso es lo más duro.
Un abrazo.

luzysolyluna dijo...

Hola, apoyo totalmente todas tus palabras. Y Resalto esta:

"A muchos empresarios y a otros tantos sindicalistas habría que educarlos en civismo y democracia."
------------
Derecho a ir y derecho a no ir. Empresario dejar libre eleccion a trabajador sin coaccion.
Sindicatos o compañeros : no amedrentar ni obligar. Ni insultar.

Sres. Politicos: muchos muchos, ni tienen el DERECHO DE ELEGIR, PORQUE NO TIENEN TRABAJO. Eso es lo más duro.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

"Si permaneces neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor" (Desmond Tutu).

Creo que no se pueden valorar d ela misma manera la coacción sistemática y estructural que practican los empresarios con la coacción puntual, ritual y reactiva de los sectores sindicales más airados.