lunes, 23 de agosto de 2010

PAZ INTERIOR.


Te levantas de la cama y te imaginas las horas que quedan para terminar el trabajo, cuando aún no lo has empezado siquiera. Llegas a casa por la noche con mil y un pensamientos rondándote la cabeza, anticipando los “problemas” del día siguiente...

El Dr. Mario Alonso Puig es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, él ha comentado:

“El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos. Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo "un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas”. ¡Imagínate cuando pasas horas y horas “dándole vueltas a la cabeza”!

Pero hay soluciones a todo esto. Podemos cambiar la forma de sentir y percibirnos a nosotros mismos. Y todo comienza con un valioso recurso contra las preocupaciones y es llevando la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

El Dr. Alonso Puig afirma categóricamente que “lo que elcorazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”.
La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con trastornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades. Hablamos de ciencia ratificando lo que místicos y practicantes de meditación venimos diciendo desde hace mucho tiempo: Tu puedes alcanzar la paz interior. Puedes vivir en armonía y contigo mismo y con los demás.

¿Qué necesitas? Pues volver una y otra vez a la respiración abdominal y practicar media hora mañana y noche de meditación diaria. Y rezar si quieres, pues la oración silenciosa, a solas contigo mismo en un rincón tranquilo y silencioso de tu casa puede ser un “oasis mental” que te reconforte y ayuda a cambiar pautas negativas de tus pensamientos.

17 comentarios:

Gizela dijo...

Hola Javier!!
Espero que tu verano haya sido lindo..aunque no se ha terminado todavía jajaja
Ya había leído sobre eso, es más creo en ello.
Pero lo que me dejó aterrada jajaja es la relación de un minuto de pensamiento negativo y 6 horas de sistema inmunológico comprometido..
Es impresionante!!!!!
Besotesss y linda semana

JAVIER AKERMAN dijo...

Así es Gizz... y así le va a la humanidad. ¡Ah! Y las consultas psiquiátricas llenas.
Besotes y feliz semana también para ti.

Emilia dijo...

Estimado javier,voy a probar esa concentración,a ver si puedo sacar los pensamientos negativos,que me acucian en estos momentos aunque es dificil, cuando se tienen problemas se ve todo de color negro,hay que intentar mejorar esos pensamientos,lo intentaremos,gracias por tus reflexiones. un abrazo para ti, y tambien para ese ser maravilloso que es Amparo, nos acordamos mucho de vosotros,un saludo.Emilia de Villalba.

luzysolyluna dijo...

hola Javier: me alegro vuelvas por aquí. Muy cierto seguro todo lo que dices, lo difícil es mantener la mente en donde tiene que estar.
Habrá que intentarlo.
Un abrazo.

luzysolyluna dijo...

hola Javier: me alegro vuelvas por aquí. Muy cierto seguro todo lo que dices, lo difícil es mantener la mente en donde tiene que estar.
Habrá que intentarlo.
Un abrazo.

Veronica Curutchet dijo...

Hola Javi! qué buen artículo!
definitivamente HAY QUE PENSAR EN POSITIVO!
te quiero mucho!
Vero

Ligia dijo...

Curioso lo que nos cuentas. La paz interior hoy día es tan necesaria como la exterior. Abrazos

bertanerea dijo...

hola Javier :desde luego para mi es el mejor momento para llevar a cabo todo lo que dices.Seguire estos consejos igual que sigo todos los que das.Gracias por estar siempre ahi amigo.Besitos desde Monforte

Lucía Mon Amour dijo...

Hola Javier, descubrí tu blog por casualidad y me dí cuenta de que tenía un libro tuyo desde hace tiempo, el de Cocina Para Sanar Las Emociones. Estoy en un momento de mi vida que considero que es el peor, siempre fuí una persona tranquila y buena, y ahora me noto llena de rabia y odio, sobre todo hacia mí misma por echar mi vida a perder y contra los demás por frustración. Estoy en un punto en el que o cambio o se acabó. ¿Cómo podría meditar? No sé por dónde empezar... Gracias. Un saludo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Emilia, de todo corazón.
Un abrazo enorme para todos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Luzysolyluna.
Un fuerte abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Vero.
Un besote.

JAVIER AKERMAN dijo...

Gracias Berta.
Un besote para ti y para Nerea.

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimada Lucía:
Lo mejor sería que acudieras a un centro con un profesor cualificado, pues la enseñanza directa es la mejor.
No obstante en mis blogs tienen muchas instrucciones para iniciarte.
Un saludo cordial.

Steki dijo...

Caramba... qué sorpresa. Nunca he entrado a este otro blog tuyo y me encuentro con que hablas del Dr. Mario Alonso Puig. Hace un par de posts atrás en mi blog yo también hablé de él. Una maravilla.
Te dejo un beso con mis deseos de que tengas una linda semana.
STEKI.

Lucía Mon Amour dijo...

Javier, ¡qué vergüenza!, justo te pasas por mi blog el día que lo tengo más agresivo... jajaja. Un saludo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Jajajajaja, un saludo Lucía.